Cine & Tv

Exclusiva: Antonio Campos sobre El diablo a todas horas y Rob Pattinson

antonio_campos_diablo_todas_horas

En días pasados los hogares de todo el mundo recibieron en sus pantallas uno de los proyectos cinematográficos más esperados del año. El diablo a todas horas a primera vista causa sensación por lo fantástico de un elenco encabezado por Tom Holland y Robert Pattinson, sin embargo, la película de Antonio Campos en realidad se distingue por poner a prueba al espectador en cuestiones de religión, fe y violencia, dentro de un retrato fiel de la sociedad rural del Estados Unidos de la posguerra.

Si los conflictos bélicos son algo que se cree que aqueja sobre todo a la conciencia de un país como el vecino, esta película elige desarrollar su historia con las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial y los inicios de la Guerra de Vietnam como marco. Sobre los temas de violencia y religión dentro de la historia, platicó Antonio Campos en exclusiva con Cine PREMIERE.

«De lo que se trata para mi [la película] es sobre lo que una generación hereda a la siguiente y en este caso es el trauma ligado a la religión«, explica Campos. «La violencia y la fe responden a la historia y se confunden en la mente de un padre que se las pasa a su hijo. Luego el hijo tiene que vivir con ello y aprender a ser él mismo con toda la carga que heredó».

Más allá de la violencia lo que realmente atrae a Campos de la historia, y lo que considera como el corazón de la misma, es la relación que existe entre un padre y su hijo. En el filme Bill Skargard interpreta brevemente a Willard Rusell, un soldado que recién llega del frente con la imagen tatuada en la memoria de un soldado crucificado vivo por los japoneses en un campo. Más tarde su hijo ha de presenciar un evento similar ejecutado por su padre, cuando Dios no responda a sus plegarias.

«Aunque la película tiene todas estas historias y personajes, al final del día es el relato de un chico que sale del bosque e intenta alejarse del horror que su padre ha creado», dictamina Campos. «Y mientras tanto está todo este fanatismo religioso y los actos extremos en nombre de la fe.

Uno de los grandes conflictos de contar una historia cuya narración abarca poco más de dos décadas es contar con una gran variedad de personajes y, por tanto, un elenco que muchas veces no aparece junto en la pantalla. A pesar de que el personaje central es el Arvin Rusell adolescente, interpretado por Tom Holland, todos los momentos importantes padre e hijo son realizados por su versión más joven, el actor Michael Banks Repeta. Holland y Skarsgard nunca comparten escena, pero Campos logró que existiera una conexión entre los dos interpretes detrás de la cámara.

«Algo interesante que logramos fue establecer un vínculo entre Tom [Holland] y Bill [Skarsgard]», explicó. «Bill hizo sus escenas con el actor de 9 años, pero después nunca actúa junto a Tom. Así que los puse a ambos a recrear las escenas porque necesitamos que existiera una conexión entre los dos. Holland actuó como un niño de 9 años. Eso no se ve en la película, pero de esa manera Tom tenía el recuerdo en su cabeza y en su cuerpo y cuando hacía una escena posterior, él recuerda todo el pasado de su personaje».

Sin embargo, el actor que más impresionó a Antonio Campos, no fue Holland, sino Robert Pattinson. El británico también estrenó este fin de semana Tenet y ha causado sensación en redes sociales por sus papeles en ambas. En El diablo a todas horas interpreta a Preston Teagardin, un joven predicador que aprovecha las facilidades de su puesto para abusar sexualmente de jovencitas devotas del poblado. Se desempeña con un particular acento sureño que resulta cómico, pero sobre todo chocante, la característica principal de su personaje.

«Rob Pattinson realmente me tomó por sorpresa», confesó el cineasta. «Creo que es un actor fantástico, pero la razón principal es porque no sabía lo que iba a hacer hasta que lo hizo frente a la cámara. Esa fue la primera vez que vi cobrar vida a ese personaje dentro del set«.

Antonio Campos tiene una filmografía corta, pero en ella ha explorado las condiciones más oscuras del ser humano. Tan sólo con su debut, Afterschool (2008), el director mostraba la paranoia adolescente dentro del ambiente escolar azotado por las drogas y la tragedia; o en Christine (2016), la psicología interna de una presentadora de noticias insatisfecha desde todos los rincones de su vida. Aquí, por primera vez explora a varios personajes y múltiples historias, todas ellas creadas por Donald Ray Pollock.

«El reto fue hacerle justicia a la historia a todas estas historias y personajes en el tiempo tan limitado que teníamos para contarlo en una película», dijo Campos. «Quería capturar una experiencia que se pareciera a lo que mi hermano [Paulo Campos, coguionista] y yo experimentamos al leer la novela. Es un viaje muy fuerte a un entorno de locura y con personajes desquiciados. En el libro pasas más tiempo con ellos, pero queríamos capturar ese sentimiento como de montaña rusa que no se detiene ante la locura».

El diablo a todas horas ya está disponible en la plataforma Netflix. Además de Holland y Pattinson, el cast incluye a Mia Wasikowska, Sebastain Stan, Bill Skarsgard, Jason Clarke, Harry Melling, Haley Bennett. Eliza Scanden y Riley Keough.

Puedes leer la crítica de Cine PREMIERE aquí.

La entrada Exclusiva: Antonio Campos sobre El diablo a todas horas y Rob Pattinson se publicó primero en Cine PREMIERE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FOLLOW @ INSTAGRAM