Cine & Tv

Series que duelen o la exploración televisiva del pasado inmediato

Series duelen historia reciente Patria Chernobyl

La premisa popular dicta que aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla. Quizá por ello las inmersiones al ayer suelen ser tan dolorosas, pues más que un recuerdo del pasado, hay quienes las ven como un reflejo del presente y un vistazo del futuro. Bajo esta premisa, no sorprende que sean tantos los países que aún padecen con las atrocidades cometidas en tiempos lejanos.

Noruega se disculpó recientemente con Irlanda por las invasiones vikingas del siglo IX; España vive en continua polémica por su llamada leyenda negra que alude a la conquista e inquisición; Bélgica busca maneras de reparar sus masacres africanas; Estados Unidos trata de erradicar su pasado confederado con el retiro de viejos símbolos. México no es la excepción ante los debates por la brutalidad del pueblo azteca y la culpa histórica del malinchismo. La situación se torna más complicada cuando de sucesos recientes se trata como es el caso de la II Guerra Mundial, con distintos gobiernos disculpándose continuamente por atacar a naciones que hoy son vistas como amigas.

La comprensión del pasado es fundamental para enraizar a las personas en el tiempo», asegura la historiadora Penelope J. Corfield. «¿Y por qué debería importar eso? La respuesta es que las personas que se sienten desarraigadas viven de igual manera, lo que puede causarles daño a sí mismas y a los demás. Aquellos individuos con la angustiosa experiencia de la pérdida total de la memoria no pueden arreglárselas por sí mismos en absoluto […]. Por otro lado, el legado heredado puede incluso ser demasiado poderoso y absolutamente opresivo. Entender la historia es parte integral de una buena comprensión de la condición del ser humano. Eso permite a las personas construir y como puede ser necesario, cambiar sobre una base segura”.

Esto mismo ha motivado al cine a explorar y cuestionar el pasado por generaciones, mientras que las series de televisión han aprovechado las recientes mejoras en sus valores de producción para imitar la tendencia. Esto incluye títulos de gran calidad como Band of Brothers (2001), Rome (2005), The Borgias (2011), Vikings (2013) o Hernán (2019) cuya exploración histórica ha suscitado toda clase de debates. No conforme con esto, las cualidades de las series contemporáneas le han permitido evolucionar hasta desafiar directamente la premisa con tramas cada vez más arriesgadas, capaces de reabrir heridas que no habían sanado del todo, pero siempre pensando en la necesidad de un diálogo que contribuya al cierre definitivo.

AHS Cult Trump

Los errores del ayer

Por años, la televisión y sus contenidos fueron señalados como una amenaza pública por su potencial manipulativo, producto de su presencia en buena parte de los hogares del mundo. Más recientemente, las series se han arrancado esta etiqueta con contenidos cada vez más profundos y que aprovechan el formato casero del medio para generar conversación alrededor de distintos temas. Esto incluye el pasado reciente que sigue provocando estragos hasta nuestros días.

Tal fue el caso American Horror Story: Cult, que aprovechó las elecciones presidenciales del 2016 para arrojar una dura crítica a Donald Trump al mostrar el peligro que implican los líderes sectarios en sociedades quebradas como la estadounidense. Su protagonista Sarah Paulson reconoció que “había momentos en que leía y pensaba ‘esto es demasiado extremo, nunca ocurrirá en nuestro país’ […]. Y luego me percaté que estas cosas estaban pasando […]. Es lo que es. Lo que estás viendo es inmediato. Hay muerte, hay otro tipo de horror, es algo con lo que estamos lidiando como nación”. Sólo dos semanas de terminado el rodaje ocurrió la marcha Unite the Right de Charlottesville que desencadenó una ola de tensiones raciales que continúan hasta nuestros días.

Estos temas también son palpables en Lovecraft Country que aprovecha la obra de HP Lovecraft para capturar los horrores raciales que han aquejado a la unión americana desde mediados del siglo XX. “Los padres fundadores jodieron todo”, asegura Jonathan Majors en exclusiva para Cine PREMIERE. “No significa que todo sea malo o esté jodido, sino que tenemos cosas malas como todos los países […]. Nadie es inherentemente malo, pero todos pueden hacer cosas malas y todo debe salir a la conversación”.

Más sutil ha sido el caso de The Crown que humanizó a la realeza británica al abordar su acercamiento con la sociedad y que alcanzará un punto crítico en su cuarta temporada con la incursión de Diana de Gales. La producción ha confirmado una exploración respetuosa de la bulimia padecida por la soberana y todo apunta a que hará lo mismo con su muerte ocurrida el 30 de agosto de 1997, que impactó duramente en la familia real, pero también en un Reino Unido cuyos analistas siguen estudiando un luto colectivo que continúa a más de 20 años de distancia.

Lovecract Country Series

Las tensiones se elevan

Chernobyl, inspirada en Voces de Chernóbil de Svetlana Alexievich, no sólo es una de las grandes miniseries de los últimos tiempos, sino uno de los mejores referentes del potencial televisivo en su exploración del pasado inmediato al profundizar en el errático accionar de las autoridades soviéticas en la mayor catástrofe atómica en la historia de la humanidad. Su estreno a sólo 33 años de distancia facilitó las acusaciones políticas desde Rusia que no tardó en anunciar su propia adaptación y permitió que supervivientes señalaran los aciertos y errores del proyecto, destacando los numerosos estereotipos suscitados de la perspectiva occidental. Sin embargo, la inmediatez también potenció su mensaje del sufrimiento humano tras ignorarse las recomendaciones científicas en beneficio de la verdad oficial defendida por las altas esferas gubernamentales.

“Lo he dicho muchas veces: el sistema soviético no cayó del cielo y aterrizó en Rusia”, explicó el creador Craig Mazin en entrevista con Deadline. «Fue inventado por seres humanos. Lo mismo sucedió en la Alemania nazi. Somos todos nosotros, todo. […] Me preocupa mucho que todos seamos capaces de volver a caer en ese tipo de pensamiento […]. Si la gente ve este programa y al menos dice: ‘Me reconozco a mí mismo o a personas como yo, las reconozco frente a las acciones de mi sistema’, eso es algo bueno. Porque no se trata de ellos y nosotros. Somos nosotros. Hay un problema sobre nosotros”.

Ahora Patria, adaptación de la novela homónima escrita por Fernando Aramburu, aborda temas similares al mostrar el fin del conflicto etarra desde la perspectiva de dos familias cercanas hasta que su relación se rompió por una ideología y un atentado. El impreso fue un fenómeno ibérico y su salto televisivo ha generado altísimas expectativas, pero también grandes debates que alcanzaron su punto climático con una campaña promocional que para muchos equiparó el dolor de víctimas y victimarios.

«Yo creo que las controversias son sanas”, asegura su director Aitor Gabilondo. “Esta siempre ha sido una historia con dos caras y la herida continúa siendo muy reciente, hay mucho dolor y hasta cierto punto es un tabú hablar de ciertos temas. Así que es normal que remueva o incomode» .

No menos destacado es que, aunque su trama está construida sobre una historia netamente española, su escritor considera que “la gente remite la novela a hechos de su país: la vivencia es universal y se entiende en cualquier parte del mundo. Esta bola de nieve va a seguir agrandándose”.

«La historia no se trata solo de cosas lejanas», asegura Corfield, «sino de todo lo que hace humana a la humanidad: lo cercano y personal». En un mundo que parece cada vez más turbulento, no sorprende que las series busquen respuestas a los distintos problemas sociopolíticos que nos aquejan en sucesos cada vez más inmediatos, en un esfuerzo por generar reflexiones más cercanas que permitan a una mejora colectiva. El proceso puede ser doloroso, pero como bien dijera la académica, deja muy en claro que «la historia es inescapable». 

Patria Joxe Mari Series HBO

La entrada Series que duelen o la exploración televisiva del pasado inmediato se publicó primero en Cine PREMIERE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FOLLOW @ INSTAGRAM