Cine & Tv

FICM 2020: Matt Dillon rinde tributo al genio musical de El gran Fellove

Matt Dilon El gran Fellove

El actor y cineasta estadounidense Matt Dillon rescata la historia de uno de los mayores enigmas de la música latina del siglo XX en El gran Fellove, documental que narra la vida y la grabación del último disco del cantante y showman cubano de scat Francisco Fellove. La película se proyectará en el marco de la 18ª edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), que se llevará a cabo del 28 de octubre al 1 de noviembre.

Rodeado de música latina durante su infancia en Nueva York, Matt Dillon explicó en conferencia de prensa virtual que siempre ha tenido una gran afinidad por la música afrocubana. Buscando vinilos en una tienda de discos en La Habana, Dillon descubrió la figura de Francisco Fellove. Ahí comenzó una obsesión por el músico cubano que compartió con su amigo, el compositor Joey Altruda, quien le ayudaría a localizar a Fellove en la Ciudad de México en 1999. ‘El grande’ fue uno de los numerosos músicos caribeños que emigraron a nuestro país durante la década de los 50.

“Lo que fue hermoso fue ser capaz de dar voz a la gente que estuvo ahí y experimentó esa época, a los cubanos que fueron básicamente exiliados a México, lo que significó para ellos y para los músicos mexicanos con quienes trabajaron. Para mí, este filme regresa a casa en Morelia”, aseguró el director. “México es dónde todo comenzó para Fellove, allí es donde recibió el sobrenombre de ‘El grande’ y hacia el final de su carrera se convirtió en un ciudadano mexicano. Para todos los músicos con los que puede hablar, México era la tierra prometida, les presentaba oportunidades que no existían para ellos en Cuba”, añadió.

Francisco Fellove Valdés nació el 7 de octubre de 1923 en una familia de rumberos de La Habana. Desde muy joven, Fellove se destacó por su carisma, personalidad magnética y virtuosismo en el manejo del scat, una técnica de improvisación surgida del jazz que consistente en inventar melodías a base de sílabas, sin palabras. Con sólo 17 años, él compuso el clásico tema Mango mangüé, pero optaría por abandonar Cuba en busca de mejores oportunidades. En México, Fellove encontró el éxito anhelado y por algunos años su figura brilló junto a otros contemporáneos cubanos como El Niño Rivera, Tito Puente, Chico O’Farrill, Olga Guillot o Celia Cruz.

El segundo largometraje de Matt Dillon comenzó a gestarse cuando en aquel encuentro inicial, Joey Altruda le propuso a un semiretirado Francisco Fellove, de 77 años, grabar un último álbum musical. Mientras Fellove y Altruda preparaban el disco, Matt Dillon se ofreció para capturar cientos de imágenes y momentos de este proceso, sin tener en claro que haría con dicho material. Entonces, él conoció al productor mexicano Carlos Sosa (Sanctorum), quien le convencería de que la historia de El gran Fellove merecía ser contada en la gran pantalla.

“Lo primero que nos enganchó [a los productores] fue la pasión de Matt [Dillon]. Cuando nos conocimos hace ya 12 años en España, lo primero que me dijo cuando le comenté que era mexicano fue: ‘¿conoces a [Francisco] Fellove?’ A partir de allí empezamos a hablar y nuestra amistad se basó mucho en empezar a hablar de Fellove”, recordó el productor Carlos Sosa. “Yo no conocía a Fellove, me puse a investigar sobre él, pero justo creo que lo que nos unió a todos los productores, y lo que nos hizo seguir este viaje, que fue largo, fue que era una película hecha más con corazón, que buscaba ser una carta de amor a la música, al mismo Fellove y a México”.

El documental, que tuvo su premiere mundial como parte de la Competencia Oficial del pasado Festival de Cine de San Sebastián, se adentra profundamente en la vida y obra de Francisco Fellove, por medio de testimonios, material fotográfico, videos de archivo y el metraje capturado por Matt Dillon durante más de una década. La cinta narra desde sus orígenes humildes como un músico en aprietos en Cuba, pasando por su éxito tardío en México, hasta la grabación de su último álbum y el amor contagioso que transmitió por la música hasta el final de sus días.

En ese sentido, Matt Dillon relató una conmovedora historia acerca de un viaje que realizó a México para comenzar la producción del documental en 2013, el cual coincidió lamentablemente con los últimos momentos de Fellove. “Cuando llegué a México en 2013, Carlos [Sosa] me recogió en el aeropuerto y me dijo que tenía malas noticias, que a [Francisco] Fellove lo habían sacado de La Casa del Actor y lo llevaron a un hospital porque su estado de salud se había deteriorado”, narró. Aunque Matt deseaba verlo en ese momento, ya no pudo convivir una última vez con él en persona. “Cuando volví a casa me di cuenta que tenía una película muy especial (…) Siento que le había hecho un promesa, que yo contaría su historia. Él sabía que sucedería, pero también sabía que no sucedería en tiempo para que él pudiera verla”.

Por supuesto, Matt Dillon es mejor conocido por su prolífica carrera como actor, en cuya filmografía destacan películas como Rebeldes (Francis Ford Coppola, 1983), Drugstore Cowboy (Gus van Sant, 1989), Singles (Cameron Crowe, 1992), Loco por Mary (Bobby y Peter Farrelly, 1998), Crash (Paul Haggis, 2004) –por la que fue nominado al Óscar, como Mejor actor de reparto– y The House that Jack Built (Lars von Trier, 2018). En 2002, Dillon protagonizó, escribió y realizó su debut en la dirección con el filme City of Ghosts. El gran Fellove significará su primer esfuerzo en el terreno documental.

Para conocer más acerca de las proyecciones, invitados especiales y actividades de la 18ª edición del FICM, te invitamos a dar clic en el siguiente ENLACE.

La entrada FICM 2020: Matt Dillon rinde tributo al genio musical de El gran Fellove se publicó primero en Cine PREMIERE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FOLLOW @ INSTAGRAM